Brasil asegura su pase a octavos de final al imponerse 3-1 a Costa de Marfil que abusó del juego brusco

Escribe Hugo Marino Romero (Don Deporte) — Brasil derrotó 3-1 a Costa de Marfil sin exigirse, jugando el primer tiempo al compás de los marfileños y adelantando el primer gol del partido a los 24 por jugada de Luis Fabiano. En la complementaria los brasileños impartieron su ritmo de juego. Con pases cortos y pelota asegurada que sirvió para descompaginar a los dirigidos por el sueco Sven Goran Erickson.
Con este triunfo los pentacampeones aseguraron su pase a la segunda ronda al igual que Holanda del Grupo E,  que ya está clasificada. Brasil, bajo la dirección técnica de Dunga capitalizó el esférico frente a Costa de Marfil y a los 50 Fabiano en jugada individual se llevó a su marcador y vuelve a anidar la pelota en el fondo del arco de Barry. Con ese 2-0 hubo mucho más confianza en el plantel verde-amarillo. Se abrieron por los laterales y profundizaron con una serie de contragolpes. A los 76 Elano se encarga de asegurar el 3-0 que les dio más confianza. La respuesta de los marfileños fue marcar al rival con brusquedad ante la inoperancia de no poder hacer algo por jugarle de igual a igual al elenco sudamericano. 
El árbitro francés Stephane Lannoy comenzó bien su trabajo pero luego titubeó en varias jugadas fuertes de ambos onces. Le sacó tarjeta amarilla a Kaká en dos oportunidades y en la segunda de inmediato le mostro la cartulina roja dejando a Brasil con 10 hombres. En una de las faltas que le sancionó el colegiado se nota claramente el grado de exageración de Kader Keita, recurso típico de los jugadores para tratar de perjudicar al rival. En esta ocasión Keita lo consiguió.
La expulsión de Kaká es considerada injusta. Ahora el delantero brasileño tendrá que descansar en el partido contra Portugal. Lannoy no estuvo en los momentos más importantes de las jugadas. Mostró desconocimiento de las reglas de juego al preguntarle al propio Fabiano si en la segunda anotación había recibido el balón con el pecho. Lógico que el delantero brasileño le respondiera que bajó la pelota con el pecho. En el minuto 79 Didier Drogba marcó el gol de honor para Costa de Marfil. Era lo último que haría pues su equipo no pudo con un rival de la calidad de Brasil que viene mostrando tener un plantel de jugadores que actúan en función del equipo. No abusan de las individualidades y no existe la envidia. Ceden  el pase adecuado al compañero mejor ubicado. El próximo 25, Brasil tendrá como rival a Portugal que antes, el 21, los portugueses se medirán con Corea del Sur equipo que cayó 2-1 con los brasileños. El último juego del Grupo G será entre costamarfileños y sudcoreanos. Con su victoria frente a Costa de Marfil los dirigidos por Dunga han mostrado que no era necesario convocar a jugadores de la talla de Ronaldinho, Adriano entre otros.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close